Fundación Fauna Argentina Fundación Fauna Argentina
Quiénes Somos Historia Cómo Contactarnos Cómo Ayudar
Fundación Fauna Argentina


Biología de la Especie
 

Otaria flavescens (Shaw, 1800)

Otros nombres vulgares

Lobo marino, León marino sudamericano

Características generales: Presentan un notorio dimorfismo sexual. En los adultos los machos son de mayor tamaño que las hembras. Los primeros miden aproximadamente 2,30 m de largo y pueden superar los 300 kg; presentan una coloración marrón oscuro, una gran melena y cuello ancho. Las segundas pueden medir hasta 1,80 m,alcanzando pesos máximos de 140 kg y son de color marrón claro. Las crías al nacer son negras, miden 85 cm de largo y pesan 15 kg.

Distribución
Se distribuye a lo largo de las costas de los Océanos Atlántico y Pacífico en Sudamérica, desde Torres en Brasil hasta el norte de Perú, llegando al sur hasta el Canal de Beagle e Islas Malvinas. Existen apostaderos diseminados en toda la costa del Mar Argentino; los principales apostaderos de reproducción se encuentran en Punta Bermeja (Provincia de Río Negro), Punta Buenos Aires, Punta Norte y Punta León (Provincia de Chubut).
Los apostaderos se encuentran en zonas planas rocosas o arenosas.
La colonia de lobos del puerto de Mar del Plata es exclusivamente de machos. Los cuales en época reproductiva migran hacia los apostaderos de reproducción.

Alimentación
La dieta se conforma principalmente de peces, como corvina, anchoíta, mero, merluza y abadejo. Generalmente encuentran el alimento a no más de cinco millas en aguas someras. Una característica en la alimentación de los lobos marinos, es que pueden ingerir piedras para ayudar a triturar los peces.

Reproducción
Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 4 años, mientras que los machos lo hacen entre los 5 y los 7. Presentan una estación reproductiva anual que abarca desde mediados de diciembre hasta mediados de febrero. Los primeros en llegar a los apostaderos de reproducción son los machos que se ubican en el mismo lugar que el año anterior; al poco tiempo comienzan a llegar las hembras, las que paren a los dos días, luego de un período de gestación de un año. Una semana después del parto comienzan las cópulas y los machos adultos retienen celosamente a las hembras formando harenes, los que en promedio son de 9 hembras por macho dominante. A los dos días de producida la cópula, las hembras comienzan a alternar viajes de alimentación al mar con períodos de permanencia en tierra para amamantar a las crías. La lactancia dura entre 6 y 12 meses. La mayoría de los partos suceden entre la segunda y tercera semana de enero; la mayoría de las cópulas ocurren durante la tercera y cuarta semanas de enero. Durante todo el período reproductivo, los machos no se alimentan y casi no duermen, pasando la mayor parte del tiempo cuidando y defendiendo su territorio y sus hembras de otros machos.

Comportamiento
Durante la época reproductiva presentan comportamientos asociados a tal actividad. Los machos suelen presentar comportamientos agresivos; aquellos que tienen harén, para defender su territorio y sus hembras, y los que no lo tienen, para obtenerlos. Ocasionalmente puede verse a los machos que no tienen harén, intentar aparearse con hembras pertenecientes a algún harén, lo cual es rechazado por el macho dominante. Los machos sin hembra suelen protagonizar ataques masivos a los grupos reproductores a fin de obtener hembras y eventualmente aparearse; estos episodios son muy violentos.
Un comportamiento normal es verlos nadando junto a ballenas francas del sur y asociados a delfines oscuros.
Se observa un comportamiento de interacción de los lobos marinos de un pelo con las pesquerías, tanto aprovechando el pescado que es descartado por los barcos pesqueros, como por la captura de los peces atrapados en las redes.

Conservación
Desde principios hasta mediados de este siglo, el lobo marino de un pelo fue intensamente explotado en nuestro país, para comercializar su cuero y aceite, reduciendo su población en un 80% en muy poco tiempo.
En diferentes zonas de la costa argentina, la interacción de los lobos marinos con pesquerías comerciales, provoca ocasionalmente el enmallamiento incidental de ejemplares en zunchos plásticos utilizados para el embalaje de pescado, los que quedan enganchados alrededor del cuello de los animales pudiendo matarlos por asfixia.

Ampliar Ampliar Ampliar Ampliar Ampliar

Diseño y desarrollo: Abcom Web Solutions

Fundación Fauna Argentina, lobos marinos, protección, tortuga marina, oceano, areas protegidas, asistencia fauna marina, cautiverio, investigación fauna marina.

Derechos Reservados FFA -